sábado, 14 de abril de 2018

MÁSTER

La semana ha estado marcada por dos acontecimientos importantísimos en España vinculados al deporte. Primero, el martes tuvimos la eliminatoria de la Champions League entre la Roma y el Barça. Los italianos tenían que marcar tres goles y en un partido heroico lo consiguieron. El Barça quedó desolado y destrozado y todos los diarios, deportivos y generalistas, así como los diferentes canales de televisión, se hicieron eco de la hazaña de los romanos. Hubo análisis como "Las 10 razones de la debacle del Barça en Roma", haciendo hincapié en el planteamiento conservador del equipo catalán, balones largos sin continuidad, Messi lejos del área, etc. (podéis verlo AQUÍ).

Podéis ver más noticias sobre este trágico acontecimiento simplemente poniendo en un buscador "Barça Roma" y os aparecen 534.000 resultados, así que información habrá a raudales. Además, en las páginas web de las cadenas de televisión también veréis en su sección de deportes muchos reportajes con entrevistas incluso a personas en la calle valorando el partido y dando sus razonadas opiniones sobre la eliminación del Barça. En fin, a esperar otro año.

Pero es que al día siguiente le tocaba al Real Madrid certificar su pase a las semifinales del campeonato europeo ante la Juventus. Otra vez Italia frente a nosotros. Y lo que parecía un mero trámite ya que el Madrid partía con 3 goles de ventaja, se convirtió en una pesadilla porque en los minutos de descuento la Juve ganaba 3-0 en el Bernabéu. Y llegó el milagro: un penalti en el minuto 97 provocado por el jugador italiano Benatia al madrileño Lucas, dudoso para algunos, pero repetido hasta la saciedad en los informativos deportivos, hizo que el astro Cristiano Ronaldo marcase el 1-3 que le dio el pase al Real Madrid. Igual que en el caso del Barça, se preguntó a la calle si la acción que dio la victoria era merecedora de penalti o no y muchos entrevistados opinaron sin lugar a dudas que sí lo era o no lo era. El diario El País llegó a publicar "el penalti de todos los siglos" porque realmente era crucial ese pase del equipo madrileño a las semifinales. También poniendo en un buscador Real Madrid Juventus nos aparecen en este caso más de 31 millones de entradas sobre este hecho.



Y poco más. ¡Ah, sí! Que una política, presidenta de la Comunidad de Madrid, parece ser que tiene un master universitario que no hizo, que falsificaron las actas firmando personas que ni sabían que allí estaba su firma, que no fue nunca a clase ni aparecen sus trabajos de fin de master. Bueno, nada, pecata minuta, cosas cotidianas de cualquiera de nosotros. Que pobrecita, que cómo va a dejar el puesto de presidenta a otro u otra, que se equivocan todos y que no pasa nada. Total, el Madrid ha pasado y el Barça, lástima, no, otra vez será. ¡¡A por la decimotercera!!



viernes, 30 de marzo de 2018

LA VIRGEN DE LA CUEVA

¡Es que no para de llover! En noviembre teníamos sequía, con los embalses en mínimos en Galicia. Pues nos vino un invierno frío y sobre todo el último mes lluvioso a más no poder. Y ya estamos de agua hasta arriba, de hecho en el embalse más grande de Galicia, Belesar, ya empezaron a soltar agua porque no da para más. Pero es que además es Semana Santa y en los informativos te ponen las playas del Mediterráneo a 25º y aquí los peregrinos con sus chubasqueros llegando al Obradoiro, empapadiños hasta la cabeza. Un famoso humorista gráfico gallego, Davila, ha caricaturizado este hecho con un chiste de rogativas a santos.




Es curiosa esta Semana Santa que se vive en España. El tema de las procesiones da para mucho, porque a cada cual es más pintoresca o incluso llega a tener un toque kitsch. He visto vídeos de gente llorando ante el paso de una imagen como también figuras que hacen bailar en sus tronos ante la llegada de otra imagen (Avilés) y luego está toda la parafernalia de las procesiones andaluzas. Hace ya muchos años presencié una en Málaga que se sigue haciendo y que es una de las que más se cuestiona: el Cristo de la Buena Muerte, procesionado (precioso participio) por los legionarios que llegan en barco al amanecer desde Melilla. Hoy se debatía en facebook si esa procesión, a la que acuden miles de personas, entre ellas muchos niños a los que les enseñan la tétrica "Soy el Novio de la Muerte", debería seguir celebrándose y si deberían ir cargos políticos civiles electos. Esa conjunción de Ejército, Iglesia y democracia resulta, cuanto menos, chocante. La verdad es que el respeto de la gente que acude a ese acto es solemne, yo lo vi, y sobrecoge. Pero claro, España constitucionalmente es un estado aconfesional, con lo cual, ¿qué hacemos? ¿Les decimos a los legionarios y a los ciudadanos de Málaga que se acabó, que ya no hay procesión? Imagino que se arma una revuelta de impresión.

El caso es que a mí esa procesión me parece muy dramática y atemporal. Pero claro, pasémoslo ahora a Galicia y digámosles a nuestros conciudadanos que se acabó ir a San Andrés de Teixido (para quien no lo sepa es el santo más "milagreiro" que tenemos en este rincón del mundo) o que el 16 de julio, día del Carmen, les digamos a los marineros que no pueden sacar en procesión en sus barcos por el mar a las imágenes de la santa, sin contar el "Botafumeiro", el abrazo al Apóstol, el "Corpiño", los ataúdes en Santa Marta de Ribarteme, etc., etc.

Tradición vs. Religión. ¿Dónde está la frontera que separa un rito de otro? Buena labor para los antropólogos. Yo creo que hoy las procesiones tienen más de tradición que de religión, aunque confieso que a mí me gusta verlas, el año pasado disfruté de las de Ferrol que es una de las más importantes de Galicia junto con las de Viveiro. Pero yo no voy con sentimiento religioso a verlas, más bien voy por admirar la escultura de las imágenes que procesionan y por observar el comportamiento de la gente, que en algún caso llega a tal extremo de misticismo que impresiona.

Sin embargo, hay una cosa con la que ya discrepo al 100 % y es que por orden de la Ministra de Defensa, Mª Dolores de Cospedal, desde hoy las banderas españolas de los cuarteles tienen que ondear a media asta por la muerte de Jesucristo... Y vivimos en un estado aconfesional, donde los ministros y ministras piden a la Virgen del Rocío que aumente el empleo o que San Cristóbal nos proteja en la Operación Salida al volante de nuestros coches. Este es el nivel. Así que a aquellos turistas extranjeros que nos visiten, recuerden estos días de Semana Santa: SPAIN IS DIFFERENT!!



(El Desenclavo. Semana Santa de Medina de Rioseco - Valladolid)

martes, 27 de marzo de 2018

FARIÑA

¡¡Más de un mes sin escribir!! Reconozco que poco hay que contar a no ser que me dedique profesionalmente a tertuliano o articulista, pero no va a ser el caso. Hoy hablamos de nuevo de mi tierra, Galicia, este lugar que gusta a todo el que aquí llega por sus tópicos: gastronomía, naturaleza verde, el mar... Precisamente el mar es el medio en el que empezó a desarrollarse ya en la dictadura una actividad "comercial" sin la que muchos lugares costeros (o no tanto) y sus habitantes no se comprenderían. Sí, amiguitos y amiguitas, el contrabando, tan de actualidad en estos últimos días por el secuestro del libro "Fariña" y la emisión de la serie sobre el mismo en un canal privado español.

Galicia siempre fue tierra de contrabandistas, su cercanía con Portugal favoreció esos intercambios de productos entre los dos países creándose una red de enlaces que posteriormente formarían un entramado por el cual vivimos una situación delictiva que derivó al narcotráfico. Determinadas comarcas de Galicia, en especial el entorno de la ría de Arousa, no se entenderían sin su vinculación primero con el contrabando de tabaco y posteriormente con el tráfico de drogas.

"Fariña" relata la historia de esa actividad, de sus clanes, de las operaciones contra ellos por parte del Estado, de los vínculos de los "capos" con la política gallega, las fuerzas de seguridad, el sistema judicial, etc. Algo que estuvo a punto de convertirse en una especie de Sicilia y que fuera de nuestra región es poco comprensible. Pero algo también que fue tolerado por el entorno social de las villas de la ría de Arousa y por sus vecinos, creándose un silencio cómplice a sabiendas de que todos conocían lo que hacían todos y cada uno de los implicados en las descargas de mercancía en sus costas. Solo un puñado de madres coraje empezaron a hacer frente a esa lacra social de la droga al ver cómo sus hijos iban cayendo uno tras otro por su adicción a la heroína (droga, curiosamente, que no entraba por las rías) y poco a poco algunos jueces valientes plantaron cara a todo y empezaron a combatir una actividad que, sin duda, ha marcado muchas generaciones de familias de las rías y a toda una sociedad que veían cómo llegaba dinero fácil y rápido y daba trabajo, aunque fuese de una manera un tanto ilícita, a muchos jóvenes.

La serie, interpretada excepcionalmente además por muchos actores y actrices gallegos, no hace más que dejar constancia de algo que en Galicia conocemos desde hace muchas décadas. Yo mismo en mi adolescencia compraba Winston "de batea" y recuerdo una vez en Sta. Uxía de Ribeira, alojado en un hotel y desayunando, un chaval de unos 11 años le ofrecía a la dueña con total naturalidad cartones de tabaco, preguntándole ella "¿no estará mojado?", y el muchacho responderle con un "nooo" rotundo y cerrando el trato. Era el día a día. La frase "ghano eu nunha noite de descargha o que ghanas ti nun mes", con la "gheada" característica de la variante lingüística de nuestra lengua en la costa, era más que habitual cuando alguien se picaba con otra persona por cualquier motivo laboral. Miles de historias hay para contar en todas las familias, rara es aquella persona que por medio de algún conocido o familiar no te cuente quien estaba metido en el tema o te cuente un suceso de un alijo, un escondite o alguna conexión con este mundo. Incluso hablar de él hoy en día es en cierta manera tabú, cuando era, repito, algo sabido y tolerado por las más altas esferas políticas y judiciales de la región.

A pesar de haber sido secuestrado el libro por una orden judicial, mucha gente ya lo había leído porque su primera edición fue hace un par de años y lo tenían en casa. Pues bueno, yo también lo he leído porque me lo han prestado (no deja de ser también una actividad de contrabando leer algo "prohibido") y no deja indiferente a nadie. Nombre y apellidos conocidos por todos, desde los propios patriarcas de la red hasta políticos de gran renombre e importancia; operaciones policiales que fueron noticia por su repercusión y su calado ("Nécora", "Tabaiba", "Mito"...), toda una radiografía de una sociedad que también forma parte de nuestra manera de ser y que no se entiende más allá de Pedrafita. Yo también estuve destinado en la comarca unos años y era algo que se palpaba y que marcaba la personalidad de los alumnos y sus familias, mucho más difíciles de manejar porque nunca vieron útil "perder el tiempo" con la educación y la cultura, el dinero fácil llegaba rápido por otros medios. Pero lo que más me sorprende de todo lo que leo (y que engancha, por cierto) es precisamente el convencimiento de todos y cada uno de los protagonistas de este mundillo de que estaban haciendo algo que no era malo y que incluso era bien visto o al menos tolerado por sus convecinos. En el fondo, se creó una "narcocultura", que incluía no solo las conexiones con las redes internacionales de tráfico de drogas sino una manera de afrontar la vida que puede ser muy cuestionada por alguien ajeno a Galicia, pero que existe, estuvo (y está) ahí y que en cierto modo se sigue transmitiendo, con una característica básica que, a la larga, fue la que hizo que se fuese destruyendo poco a poco el entramado: me refiero al hecho de mostrar ante todos que "puedo tener y hacer lo que me apetezca, soy impune ante las leyes". Esa ostentación de coches de alta gama, casas- palacio con la decoración más rococó que puedas imaginar, dinero gastado en casinos, restaurantes de lujo y demás, fue lo que al final constituyó el punto débil de los narcotraficantes, arrogantes y soberbios por creerse intocables, muchos de ellos ahora aún en prisión o bien pendientes de múltiples juicios. Pero que, en el fondo, siguen teniendo la consciencia de que no han hecho nada malo.

Pero también estremece leer cómo tenían "comprados" a guardias civiles, políticos, abogados..., cómo se amañaban las elecciones para que gobernase el partido que tenía que gobernar; cómo dieron el salto mortal de pasar del contrabando de tabaco al de cocaína y conectaron con los cárteles colombianos; cómo Galicia estuvo a punto de convertirse en un lugar dominado por la "narcocultura" si no llega a ser por la actuación de jueces y fuerzas de seguridad del Estado no locales, sino controladas desde Madrid, porque cualquiera aquí podría echar al traste una operación tras meses de investigación y seguimiento; y cómo pudo convertirse la ría de Arousa en un territorio "sin ley", con una sociedad desestructurada y cientos de familias rotas porque, a pesar de todo, estos hechos no dejan de ser un drama. Símbolos como la famosa foto de un equipo de fútbol de drogodependientes que ganaron un torneo comarcal, llamado "Dejadnos Vivir", y del que solo quedan vivos 3 de 10 que aparecen en la foto son vidas rotas, madres que lloran aún a sus hijos y el recuerdo de una lacra que nos marcó y aún nos marca.

En definitiva, espero que algún día podáis leer el libro. Mientras tanto, disfrutad de la serie de televisión porque merece la pena, además como os dije la interpretación del elenco es soberbia. Echo en falta que no fuese en gallego porque, a pesar de que se dicen algunas expresiones, al ser una serie de ámbito nacional en cierta medida es lógico que se emita en castellano, aunque a los gallegos nos choque, máxime cuando sus actores hablan habitualmente en nuestra lengua. Y sí, no dejamos de ver a alguno de los protagonistas como héroe, porque desde luego no queremos que la Guardia Civil o la Policía Nacional llegue a coger a Sito Miñanco, es ese vínculo que se crea con "el malo" a pesar de saber que está delinquiendo. Y además seguro, SEGURO, que quedan muchas cosas por contar y tal vez nunca sepamos todo lo que realmente pasó, pero el primer análisis está hecho.





sábado, 24 de febrero de 2018

PENSIONISTAS + 0,25

Esta semana ha habido varias noticias importantes en España. No quiero destacar una protagonizada por un "gurú tulipán" sobre todo para no darle publicidad, tampoco la huida de una responsable independentista antisistema a Suiza porque ya cansa el tema, a pesar de que también ha habido periodistas que la han insultado por su cambio de imagen al más puro estilo rancio, lo cual fortalece más sus ideas. Sin embargo sí quiero destacar a aquellos que siguen luchando, a pesar de la edad.

Con la crisis económica en España hemos visto cómo muchos jóvenes de treinta o cuarenta años, algunos de ellos previamente independizados, tuvieron que retornar a la casa familiar porque se quedaron en el paro y con una mano delante y otra detrás, pasando a depender económicamente de nuevo de sus padres, haciendo éstos en muchos casos no solo de padres y madres, sino también de abuelos y abuelas porque han llegado a acoger familias enteras en pisos humildes y con unas pensiones míseras que tenían que llegar para alimentar a 6, 7 o más personas.

Han sido precisamente estos jubilados los que nos han dado de nuevo una lección. El sistema de pensiones público que tanto caracteriza a España como logro social y de bienestar, empezó a cuestionarse con la llegada de la derecha del PP al poder y sobre todo sus políticos se han dedicado estos años a esquilmar el fondo de pensiones que siempre tenía suficiente remanente para dejarlo prácticamente a 0 o incluso en números negativos, alegando que "era necesario para salir adelante". Este año la Ministra de Trabajo y Asuntos Sociales anunció que las pensiones se iban a revalorizar un 0,25%, lo que en muchos casos suponía una subida de... 1 euro.

Ha llegado a tal punto la desfachatez del gobierno popular que incluso ha mandado una carta a los pensionistas autoalabándose del logro de la subida y que es un avance en su bienestar. He aquí una de esas cartas en las que además se ve la irrisoria cantidad que cobra el o la pensionista a quien va dirigida.




España ha mejorado tanto la asistencia a las personas de más de 65 años que está convirtiéndose a pasos agigantados en un país envejecido. Si hace 30 o 40 años una persona llegaba a jubilarse, su esperanza de vida no aumentaba tanto como lo está haciendo ahora, gracias también a la estupenda Sanidad pública que también nos quiere aniquilar la derecha. Mis abuelos paternos murieron en torno a los 70 años o llevaron una calidad de vida si vivieron más, como fue el caso de mi abuela materna con una demencia senil y sin asistencia especializada, viviendo hasta los 82 años. En cualquier caso, eran "abuelos" desde muchos años antes. Hoy una persona de 70 años en España no se puede considerar "mayor" y la esperanza de vida se prolonga más allá de los 80 años. Esto hace precisamente necesarios unos servicios públicos para este sector de edad que no hay o que no se queiren dar, y menos cuando una pensión sube un 0,25%. En el otro lado de la pirámide encontramos que no hay suficiente gente en edad laboral que pueda generar riqueza, es decir, los porcentajes de población activa decrecen, pero no sólo porque hay menos gente sino también porque esta gente está en paro o ya han tenido que emigrar.

Es decir, la sensación es de que España subsiste por la constancia y los ahorros que la gente ha ido haciendo con mucho sacrificio y privándose de cosas que ahora podrían disfrutar es la que prevalece, siendo un matrimonio anciano o en muchos casos un solo miembro ya de ese matrimonio porque el otro ha fallecido, quien mantiene la economía diaria de las familias españolas. 

Ante este rosario de mentiras y manipulaciones por parte del gobierno, algunos colectivos de jubilados y jubiladas empezaron a organizarse hace unos pocos meses para manifestarse en fechas concretas en las principales plazas de las ciudades españolas. Este pasado jueves la convocatoria en Madrid era acercarse al Congreso... ¡y vaya si se acercaron! Por fin parece que volveremos a tener a nuestros mayores luchando ya no por ellos, sino por todos, porque esto irá a más en cada plaza de cada pueblo o ciudad. La imagen habla por sí sola.




Así que en cuanto tenga la oportunidad y mi trabajo me lo permita, iré a la próxima concentración porque es hora de reaccionar, de que los ciudadanos protestemos de verdad y echemos de una vez de las instituciones a este gobierno corrupto, a estos malos gestores, a estos aniquiladores de los servicios públicos que nos meten por los ojos que todo lo privado es lo mejor. Llevan años diciéndonos que hay que abrirse un plan de pensiones privado que complemente a la pensión pública; que la mejor atención médica te la darán a través de un seguro privado; que la asistencia a la dependencia mejor te la pagas tú contratando a un profesional, etcétera. Resumiendo, un gobierno al servicio de los buitres capitalistas de Centroeuropa, de las multinacionales aseguradoras, de los grandes bancos mundiales y no al servicio de sus ciudadanos. Yo estoy convencido de que reaccionaremos y no será demasiado tarde, pero creo que quien va a capitanear esta nueva rebelión son nuestros mayores y sería un orgullo y un ejemplo para todos. ¡¡Allá vamos!!


martes, 13 de febrero de 2018

Y HOY... VA DE SEXO (O MÁS BIEN DE SEXUALIDAD)

Más bien de diversidad sexual. Lo cierto es que en los últimos dos o tres años una de mis fuentes de información suele ser lo que se publica en facebook, sabiendo muy bien de quién viene o de si es noticias falsas o no. Y parece que las cosas ocurren por ciclos. Gente que vas conociendo y agregando a tu red social te aportan opiniones y puntos de vista que solo no llegarías a ellos.

Se da la circunstancia paradójica que la temática del vídeo que voy a publicar hoy en esta entrada tuvo su primera parte en un conocido programa de televisión que podríamos calificar de "reality show" y que este año se ha recuperado con un éxito como el de su primera edición. Me refiero a "Operación Triunfo", el famoso programa de descubrimiento de talentos musicales que en 2001-2002 nos dio a conocer a aquellos "triunfitos" que hoy todos recordamos: Rosa, David Bisbal, Chenoa, Nuria Fergó..., que supuso una revolución en la televisión en España y de donde salieron en tres ediciones los representantes españoles en el Festival de Eurovisión. El programa tuvo luego un bajón, cambió de cadena, hubo alguna edición que se canceló...; pero este año volvió a su "casa", TVE y en las primeras semanas empezó a resurgir no solo por la calidad de los intérpretes que eligieron en el cásting, sino (y sobre todo) por su espontaneidad.

El programa empezó a tener su "alter ego" en las redes sociales y en el canal 24 horas de Youtube y a ahí los concursantes se expresaban realmente como son, chavales y chavalas etiquetados como "millenials" porque aunque nacieron a finales del s.XX y del milenio, su educación ya ocurrió en el s.XXI. Y jóvenes educados ya en unos valores de tolerancia y diversidad nunca vistos hasta ahora en televisión. El caso es que hablaban de sexo y de diversidad sexual con total naturalidad, ayudados también por dos de los profesores que les daban sesiones de educación emocional, conocidos como "Los Javis", uno de ellos director de la recién premiada película "La llamada"

Una de las concursantes en una de esas sesiones, relató quién era su pareja y la definió con un término referido a la diversidad sexual que dejó a todos con cientos de preguntas. El día que acabó su tiempo en el concurso su pareja (no quiero decir "chico" porque no tengo claro exactamente cómo lo definió) fue a darle la sorpresa en la gala en directo de los lunes. A partir de ahí ella explicó en las redes sociales con un vídeo algunos conceptos que hasta aquel momento para mí eran totalmente desconocidos.

Pues bien, hoy ha llegado a mí a través de facebook otro vídeo educativo con una explicación muy bien hecha de los conceptos de sexo biológico, orientación sexual, expresión de género, etc., que no dejará indiferente a nadie. Definiciones que había escuchado como "pansexual", "intersexual", "género binario", empiezan a tener hueco en mi mente que hasta ahora, confieso, estaba en pañales en este tema.

Y se supone que el vídeo está pensado para las escuelas y aunque en mi clase hay términos ya conocidos y hoy en día nadie se escandaliza por hablar de sexualidad, de homosexualidad, de transexualidad, de RESPETO a la individualidad de cada persona, hay términos y conceptos que para la etapa de Primaria son muy avanzados, pero en Secundaria deberían trabajarse. Os dejo el vídeo, indicando que pertenece a CARKI PRODUCTIONS, por aquello de los derechos de autor, pero anda circulando por las redes sociales y yo lo quise compartir y difundir aquí sobre todo para informarnos y para que opinéis. Decid la verdad... ¿a qué desconocíais muchos términos? Pues ya sabéis, a RESPETAR :)



domingo, 11 de febrero de 2018

TEMPO DE ENTROIDO

Se hai en España tres lugares míticos de celebración do Entroido eses son as Illas Canarias, Cádiz e, sen dúbida, Galicia. E dentro da nosa terra destaca por riba de todas as vilas e cidades o chamado "triángulo máxico" na provincia de Ourense, formado polas vilas de Xinzo de Limia, Verín e Laza. Estamos en pleno calendario de Entroido e hai que dar a coñecer un pouco esta celebración galega polo carácter tan ancestral que ten e de seguro que a algún lector ou lectora lle sorprenderá.

O primeiro que hai que destacar destas celebracións é a propia palabra na nosa lingua: ENTROIDO, en referencia clara á entrada no período relixioso da Cuaresma. Mais en Galicia a ese carácter relixioso hai que engadirlle un grande valor antropolóxico e gastronómico. Identificamos o Entroido co cambio de personalidade, de fachenda, coa vestimenta dun disfrace. E precisamente eses traxes que podemos ver no triángulo máxico son algo excepcional: os peliqueiros, as pantallas e os cigarróns son estudados por persoas que chegan de moi lonxe a ver e comprender esta celebración. Nos enlaces tedes toda a información necesaria para entender estes traxes e máscaras e hai moitas teorías da súa orixe. O que si está claro é que son únicos no mundo e que só velos en acción xustifica unha viaxe nestas datas pola provincia de Ourense.

En Galicia, o Entroido non son só os 6 días tradicionais, de venres a mércores de Cinza, senón que as celebracións en moitos casos comezan xa en xaneiro, como dúas semanas antes dos días grandes. Os "Xoves de Comadres e de Compadres" son outras datas destacadas e despois do mércores de Cinza chegamos ao sábado de Piñata onde se rematan prácticamente as celebracións.

Aparte destes lugares detacan tamén outros moi diseminados por Galicia: Cobres (Vilaboa - Pontevedra), os Xenerais da comarca do Ulla, o oso de Salcedo na Pobra de Brollón (Lugo) e o Entroido urbano nas cidades principalmente de Ourense, Pontevedra e A Coruña. Evidentemente, os centros educativos celebran en moitos casos o venres no que se inician as festas grandes un pequeno festival no que os nenos e as nenas van disfrazados dos personaxes máis sorprendentes, no que supón en moitos casos unha desvirtuación do verdadeiro significado do Entroido galego. Na Coruña, a figura do "choqueiro" é fundamental para entender o carácter popular desta festa, na que a sátira social e política é un sinal de identidade. Hai unha rúa no barrio de Monte Alto na que todos os anos se rotula o seu nome cunha placa similar á oficial co nome da rúa na que aparece o nome do ou da "choqueiro ou choqueira do ano", deixando a parede dun edificio marcado por todas esas placas.




Evidentemente eu disfrutei do Entroido na Coruña. Partindo do feito que é unha festa coa que non me sinto moi identificado, ao final por unhas cousas ou outras acabas participando. O Entroido desfrútalo se vas na compaña dun grupo no que te sintas a gusto. Recordo un ano disfrazado de viúva, completamente de negro o día do Enterro da Sardiña, facendo que choraba desconsoladamente ao longo da rúa Real atestada de xente e abríndonos paso. Nos colexios disfraceime de esquimó, de trobador, de langosta, de romano, de bruxa cadavérica... E teño que dicir que aínda de levar a Galicia moi dentro do meu ser, aínda nunca asistín ás celebracións nas vilas do triángulo máxico. Estando en Holanda recordo poñerlles aos alumnos unha reportaxe sobre o Entroido en diferentes lugares de España e no que saían Laza, Verín e Xinzo. Os rapaces alucinaban sobre todo pola gastronomía vinculada á carne de porco, sendo o animal fetiche da nosa cultura e particularmente destas festas: cachucha, lacón, chourizos, fuciño... que nestes días xunto coas sobremesas de rigor (filloas e orellas principalmente) fan que os quilos de máis volvan asentarse nos corpos de canda un de nós. E si, cando lles contaba que as filloas facíanse de sangue algún incluso poñía cara de noxo e de cómo se podía tomar un postre así. Eran os ciclos naturais do rural galego os que impoñían tanto as celebracións como as comidas e por toda esa bagaxe cultural e antropolóxica penso que esta festa en Galicia debería planearse a súa cualificación como Patrimonio Inmaterial da Humanidade ou algo similar.

Este vídeo recolle un resumo das celebracións por toda Galicia. É un documental interesante onde os curiosos podedes ter máis explicacións das que eu poida dar nesta bitácora.





E por último dicir que a pesares de que este ano coincidíu cunha vaga de frío que nos ten a todos metidos na casa, quero chegar a ver as celebracións no triángulo máxico. Teño programada unha viaxe o martes, festivo en grande parte de Galicia, cun amigo a Xinzo de Limia, a ver se o catarro me deixa viaxar e disfrutalo por primeira vez. Para rematar, déixovos unha lámina fabulosa que circulou este ano polas redes sociais cos debuxos das principais máscaras do Entroido galego, que invito a todos os que o descoñecedes a desfrutalo nas rúas.




lunes, 5 de febrero de 2018

VAMOS A UN CURSILLO

Si algo me ha caracterizado desde que empecé a trabajar (a antes, incluso) es la de estar actualizándome continuamente sobre todo a nivel didáctico. Ni que decir tiene que mi profesión necesita de esa actualización porque la forma de enseñar y las estrategias y métodos que empleamos los profesores para ello no pueden ser las mismas desde que uno o una se enfrenta a un grupo de alumnos por primera vez hasta el último de sus días de clase. 

Este curso 2017/18 es el número 27 de los que trabajo. Se dice pronto. Cuando allá con 21 años me fui a Ciñera de Gordón en mi primera salida del nido familiar completamente independiente y me pusieron delante de varios grupos de alumnos, en alguno de los cuales había muchachos y muchachas a las que solo sacaba 7 años de diferencia, han pasado muchas cosas. Y por supuesto, podría considerarme entonces un inexperto total, pero con un entusiasmo inmenso. 25 chicos y chicas de 8º de EGB que se quedaron un tanto atónitos por la persona que tenían delante cuando el primer día de clase acerca la silla a la mesa del profesor, se sube a ella y de ahí a la mesa para descolgar el crucifijo que estaba encima del cuadro de los por entonces Reyes de España Juan Carlos I y Sofía de Grecia. Ahí ya demostraba mi rebeldía contra determinados corsés del sistema y el no ser un profesor convencional.

Pero como decía, una de las facetas de esta maravillosa profesión es la necesidad de actualizarse. Las administraciones educativas establecieron por aquel entonces una estructuras de formación del profesorado por las que todos debíamos pasar cada x tiempo no solo para recibir esos nuevos aires pedagógicos sino también para poder ir cobrando más con el paso de los años al haberse aprobado recientemente un nuevo complemento económico vinculado con las horas de formación recibidas. Además, legalmente el horario de trabajo de un maestro se establece en 37'5 horas de trabajo semanales, de las cuales 25 son directamente con alumnado, 5 en el centro educativo para funciones de coordinación, reuniones académicas, tutoría de padres, etc., y las 7 y media horas restantes para trabajo personal y formación. Así que allí en aquellas montañas de la Cordillera Cantábrica a 40 km de la ciudad más grande, León, era obligado acercarse a la capital para asistir a las diferentes actividades que nos proponían en todas las materias y con todas las didácticas y experiencias innovadoras que surgían.

La oferta era inmensa: jornadas, cursillos, seminarios, grupos de trabajo... Yo me centraba sobre todo en la especialidad por la que había accedido a la profesión, Educación Musical, y además irte por la tarde a León constituía una válvula de escape de aquel pueblecito en el que, si no recuerdo mal, había un economato vinculado a la mina que daba trabajo prácticamente a todo el pueblo, alguna pequeña agencia de seguros y 13 bares. Todo hay que decirlo, fue un año maravilloso, tal vez el mejor de mi carrera profesional por el mundo que se abría ante mí, por el cambio de vida que experimenté, por los compañeros que me acogieron en aquel "San Miguel Arcángel", por la gente que conocí y con la que aún tengo cierto contacto y porque, en fin, empezaba realmente mi vida adulta en todos los sentidos.

No me quiero ir por las ramas que me invade la nostalgia. La formación continuó en los años sucesivos, en Ponferrada, en Tapia de Casariego (donde nos juntábamos varios profesores de Música de Primaria del Occidente de Asturias para preparar materiales que aplicar al aula, tanto de danza como de audición o de expresión instrumental) y mi currículo se fue llenando de actividades muy variopintas, con ponentes muy buenos y con otros pésimos. Hice también formación en instituciones privadas, destacando unos cursillos que se hacían en Vigo en Semana Santa con el profesor de la Universidad de Lovaina Joss Wuytack, discípulo de Carl Orff y creador de un método de pedagogía musical fundamental para todo aquel que quiera impartir docencia de esta área en Primaria.

A medida que iban pasando los años comencé a ser muy crítico y selectivo con la formación que recibía. En una ocasión, en Asturias, llegué a levantarme de unas jornadas en la Universidad de Oviedo y salir del aula después de manifestar al ponente que teníamos en aquel momento que era una tomadura de pelo hacer juntar a cientos de profesores asturianos un sábado para mostrarles unas diapositivas de cómo los toxicómanos acceden a las drogas y de cómo las usan, enseñándonos incluso la manera de hacer un porro (literal). Teniendo en cuenta que esa mañana los profesores que habíamos ido desde Tapia nos habíamos levantado a las 7 y media de la mañana para llegar en hora al inicio del curso a Oviedo, pues mi cabreo era monumental.

Ese sentido crítico continúa y 27 años después te ves metido en varias actividades de formación que te certifican con 20, 30 o 50 horas y realmente aprovechas el 20%. Algunas, de obligado cumplimiento por parte de la Consellería de Educación, han sido completamente tediosas o apartadas de la realidad de las aulas; otras más aprovechables porque el grupo de profesores que asistimos pedimos menos teorizar y más práctica. He hecho de todo: desde formarme a nivel de las tecnologías de la información y de la comunicación cuando empezó la revolución informática en las aulas, cursillos de música, jornadas de bibliotecas escolares, seminarios de programación e innovación didácticas, experiencias para implantar metodologías que desarrollen los talentos, etcétera, etcétera.

Incluso durante dos años estuve trabajando como asesor de formación del profesorado después de haber superado el proceso de selección que cada año convoca la Consellería de Educación, teniendo bajo mi control y el de dos compañeros más la zona educativa de Vilagarcía de Arousa, en un local en el que no tuvimos teléfono hasta el mes de abril, año del que recuerdo ir con tarjetas telefónicas a llamar a cabinas públicas para ponerme en contacto con los centros educativos. Básicamente, tercermundista.

Pero todo fueron experiencias de las que saqué algo en limpio. Mucho en "sucio", también es verdad, pero cosas importantes en limpio. Lo mejor que he sacado ha sido conocer a otros compañeros y compañeras que hacen actividades realmente motivadoras e innovadoras en sus aulas. Aprender, por ejemplo, las estrategias del enfoque constructivista para el aprendizaje de la lectoescritura o aplicar en el área de Plástica únicamente materiales de reciclaje y/o naturales, haciendo verdaderas obras de arte por una profesora de un colegio en el concello de Valga (Pontevedra) que era espectacular. Llegué incluso a irme a Hungría 15 días en verano a un curso de otro método de pedagogía musical, el método Kodály, país en el que los asistentes al curso llegamos a celebrar un concierto en la basílica más grande del Estado, en la ciudad e Ezstergom, e incluso cantar a coro por las plazas de Budapest y los ciudadanos húngaros aplaudirnos. De aquella experiencia quedaron en el corazón muy buenos amigos en Murcia, en Ponferrada, en México, donde viven Carlos y Rosario y con los que ahora estoy en contacto gracias a Facebook pero que no nos hemos vuelto a ver desde entonces, aunque el cariño está ahí y sabemos que algún día volveremos a juntarnos.

¿Y todo este rollo por qué? Pues porque este año en mi centro nos hemos metido en dos actividades más: un proyecto de robótica y un pequeño grupo de trabajo para actualizar la página web del centro. Y las cosas han mejorado un poquito, ya que hay mucha estructura y asesores y todo se hace on-line, pero la asistencia presencial para mí es fundamental porque el intercambio de experiencias educativas y de emociones que genera la acción en el aula con el alumnado es la esencia de todo. Y sí, cada 6 años tenemos que justificar 100 horas de formación para cobrar ese suplemento en la nómina, los llamados "sexenios", pero yo seguramente paso de 1000 sin dudarlo, por lo que no voy a la formación por cobrar más, sino porque mi trabajo me hace exigirme mejorar y llevar al aula lo mejor, que de eso se trata. Así que seguiremos en ese camino porque me gusta, porque disfruto la mayoría de las veces y porque, de una manera u otra, repercute en la calidad de la enseñanza... o eso creo ;)